Pencas de acelgas rellenas de queso y tomate deshidratado.

 

IMG_1056

Un0 de los aspectos  que  me atraen de la bendita   profesión que  ejerzo  es  el  trato con los pacientes . Por razones propias de  mi especialidad   muchos  son gente  mayor, personas llenas de enseñanzas, sabiduría y por  regla  general, muy  agradecidos. Recuerdo  el nombre de bastantes de ellos, podría hablaros  de  Juana Haro, de José Luis  Buezo o de otros muchos más,  pero  me voy  a centrar en Quintero, el señor Quintero.

Se trata  de un hombre  casi nonagenario, de buena planta y   mejor predisposición , con aspecto de  ponerse el  mundo por  montera  según se levanta, quizá por el pedigrí castizo de varias generaciones que atesora. Es paciente mío desde  hace  más de una década, desde el primer momento hubo entre  nosotros una relación muy  cordial,  de afecto mutuo. Aunque está dado  de alta se presenta cada dos o  tres semanas  en la  consulta con sendos bolsones repletos de verduras, con la excusa de que es el secreto para llegar a su edad y forma.

Coles, coliflores, puerros, repollos, judías  verdes, lechugas, acelgas…. todas  en abundancia desmedida se arremolinan en las bolsas, encaminadas a cuidar  de mí, digamos, apolínea figura. Esos días la sala  se transforma en un espectáculo de colores y olores para  alborozo de quienes ese día pasamos  consulta conocedores del reparto de tan apreciado  botín.

De todas  ellas desde el primer día  me llamaron  la atención las acelgas, ramilletes de acelgas  poderosamente frescas, recién cogidas, con unas pencas níveas como pocas veces las había  visto, de esas que auguran un éxito inmediato en los fogones.

Os contaría  sus  ventajas nutritivas, su  alto  contenido  vitamínico y  en antioxidantes, su bajo contenido  calórico, pero forman parte de otra  historia , me centraré en el tema culinario.

Se puede preparar de muchas  formas, en ensaladas , en tortilla, hervidas , salteadas o, como  es el  caso de esta  receta, rellenando las pencas de queso de cabra semicurado y tomate deshidratado en aceite.

ACELGAS

Esta  entrada   la he  cogido , con alguna modificación, de la página de Karlos Arguiñano,  que tanto bien ha hecho por  divulgar la comida normal, la del día a día. Os aseguro  que  es fácil de realizar y sorprenderá la  riqueza de sabores que ella encierra. Después de hacerla por primera vez  pensaba en la próxima visita de Quintero , el señor Quintero……aunque estuviese dado de alta.

Tiempo de elaboración: 30 minutos.

Nivel de dificultad: Bajo.

Ingredientes para  4 personas

  • 8 pencas  de acelgas.
  • 2 huevos.
  • Harina.
  • Queso semicurado  de cabra .
  • Tomate  deshidratado en aceite.
  • Sal y aceite de oliva  virgen extra.

Para el falso pesto:

  • 2 filetes de anchoas  en aceite.
  • 1  cebolleta.
  • 2 dientes de ajo.
  • La hoja de  una acelga.

 

Elaboración

  1. Limpio  de hebras los bordes de las pencas y las  corto  en trozos de unos 6 centímetros de largo
  2. Se   cuecen  durante  8 a  10  minutos  añadiendo sal durante la cocción.Escurrir y secar con papel de cocina.
  3. Sobre una  penca añado el queso de cabra laminado , encima un  tomate deshidratado en  aceite y finalizo con  otra penca, haciendo un sandwich que fijaré con ayuda de dos palillos.
  4. Enharino ligeramente y  rebozo en  los  dos  huevos que previamente  habré  batido  , dejando que se empape .

     

  5. Mientras  hago  el  falso pesto. Pocho la cebolleta con el ajo picado  y  a continuación añado la  hoja de la  acelga finamente cortada, rehogando de  nuevo todo  junto. Una vez  hecho, lo añado al  vaso de la batidora con los  dos  filetes de  anchoa. Bato durante un  par de minutos.
  6. Frio las pencas en aceite  a fuego  medio, un par de minutos por cada lado.Se pasan por papel absorbente para  eliminar el  sobrante de aceite . Emplato con  el falso pesto y  a comer .

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Verduras. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Pencas de acelgas rellenas de queso y tomate deshidratado.

  1. Ana dijo:

    Enhorabuena por tu blog Agustín. Solo ratificar tus palabras sobre el señor Quintero, una persona muy querida y entrañable. Tanto Lucía como yo damos fe de las extraordinarias acelgas, al tener la suerte de ser partícipes del reparto de esas maravillas que cultiva y que con tanta generosidad reparte. Ahora queda probar esta gran receta y esperar la próxima, que seguro tendra mucho éxito

    Me gusta

  2. Vida dijo:

    Q buena pinta tiene Gus! Yo creo q con esta me atrevo!😊

    Me gusta

  3. Arancha dijo:

    Creo que voy a tener que visitar más las consultas, esta materia prima bien vale un paseo. Tienen una pinta estupenda !! 😘😘

    Me gusta

  4. Carmen dijo:

    Ya estoy deseando hacerlas!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  5. Sofía dijo:

    Este puente pruebo la receta!
    Pir cierto, me encanta leer que te guste el trato con los pacientes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s